En el marco de un entorno altamente cambiante a nivel regulatorio y social y en un difícil contexto económico tanto a nivel internacional como local, el mundo del fútbol vive una transformación en su modelo de negocio, cuya evolución sólo podemos intentar proyectar.

Derivado de ese contexto “líquido”, todos los clubes de fútbol, especialmente los europeos y en lo que nos atañe, los españoles, afrontan un momento clave para su futuro a medio y largo plazo. La crisis económica y la transformación sectorial suponen una amenaza para la mayoría de ellos, especialmente los de tamaño mediano y pequeño (entre los que se encuentra el Espanyol), pero supone, a la vez, una oportunidad de crecimiento para aquéllos (pocos) que sepan transformar los retos y dificultades en impulso y ventajas, para aquéllos que sepan encontrar su nicho de crecimiento en aquellos huecos inaccesibles para los clubes grandes.

context